LOS PECADOS CAPITALES DE LA ORATORIA

Cometer los pecados capitales de la oratoria te llevará al fracaso, por ello te dejo una serie de consejos.

¿Te imaginas al público rogándote por que acabes ya tu presentación? espero que no caigas en estos pecados y formes parte de la estadística de malas presentaciones.

Es muy importante analizar siempre las presentaciones de otras personas, ya que de ellas aprenderemos mucho, vamos a detallar los más comunes pecados capitales de la oratoria.

La simplicidad es la mayor de las sofisticaciones – Leonardo da Vinci

Las ideas no tienen claridad

Un terrible pecado es hacer una presentación con la idea central más las ideas complementarias mezcladas. Todo esto producira caos en tu público que no entenderá los contenidos.

La claridad y el orden de secuencia es muy importante, ya que permite una correcta asimilación por parte de nuestro público.

Sugiero tener una guía de secuencia (similar a un índice en pequeñas notas de papel) para ejecutar nuestra presentación con orden.

También te puede interesar: LOS CINCO PASOS PARA IMPACTAR AL HABLAR EN PÚBLICO

Ausencia del factor de beneficio

Un pecado capital es concluir tu presentación y que la gente se pregunte de que nos sirvió haberte escuchado, que hemos ganado. Es importante transmitir durante nuestra participación los beneficios que el público se lleva de tu presentación.

Si no puedes resumir tu idea en 10 palabras no tienes idea – Seth Godin

Muchos expositores piensan que incorporar lenguaje técnico para impresionar funcionara, cuando es todo lo contrario, solo imagina a una mujer con exceso de maquillaje, no olvides ser conciso y pon muchos ejemplos.

También te puede interesar: 8 PASOS PARA VENCER EL MIEDO EN EL ESCENARIO

Tiempo excesivo

Para el último el rey de los pecados capitales, abusar del tiempo, ya que el público pierde la concentración después de un tiempo determinado, trata de utilizar el 95% del tiempo asignado.

Si es un discurso social evita no pasar de los 5 minutos para no caer en aburrimiento.

Caer en los pecados capitales de la oratoria será perjudicial y tu público sentirá frustración, decepción y jamas querrá volver a verte, por lo tanto amigo mío toma nota de estas recomendaciones y sigue adelante practicando.

Muchos éxitos tu amigo el Profesor Lucho

Te invito a la Maestria en Oratoria, el curso mas completo para ser el mejor, mas detalles haz clic AQUÍ

«Si te gusto el contenido por favor compártelo con tus amigos y déjanos un comentario»